Por qué nace Hexa ?

HEXA

Hexa nace, antes que nada, para compartir un Camino. Un Camino que parte, y se desarrolla, de nuestra propia experiencia y vivencias profesionales y, sobre todo, personales.

Nace como una respuesta a entender las necesidades que se generan en nuestro mundo moderno, frenético y globalizado, donde el capital inicial es cada día menos importante para generar riqueza, pero el conocimiento, el uso de los recursos adecuados, la calidad de las decisiones, y sobre todo nuestra perspectiva de las cosas, son cada vez más relevantes.

La estabilidad laboral es historia, y para poder acceder a cierta calidad de vida cada día se pone más el énfasis en contar con el respaldo de un patrimonio que nos protega contra las eventualidades propias de nuestra existencia.

Así creeemos – y es cierto en cierta medida -, que un patrimonio sólido es una buena base para poder alcanzar la libertad y mantenerla. Disfrutar de nuestros trabajos sin presiones, y poder compartir nuestro precioso tiempo con nuestros seres queridos.

Pero tener un patrimonio no basta. Aún contando con él, no es fácil conservarlo ni hacerlo crecer, gestionando los múltiples riesgos y desafíos que nuestros demandantes entornos plantean.

Ni que hablar de la dificultad que representa hoy disfrutar de lo que nos presenta la vida, momento a momento, sin caer en la trampa de creer que lo haremos cuando logremos “esto” o “aquello”, o cuando ya no se nos presente “esta” o “aquella” dificultad.

Alcanzar la libertad en nuestras vidas, depende en parte, sin lugar a dudas, del nivel de riqueza que poseamos.

HEXA - Lo Reconectamos con los Recursos Ilimitados de su Verdadera Naturaleza

La riqueza se logra con el uso efectivo y eficiente de los recursos externos a nuestra disposición, pero sin perder de vista nuestros recursos internos (ilimitados).

En lo exterior, los desafíos son múltiples. Mercados turbulentos, gobiernos que para cubrir sus enormes e irracionales gastos recurren a los bolsillos de los contribuyentes, leyes cada vez más invasivas que avanzan sobre los derechos de los ciudadanos e inestabilidad política a nivel global son sólo algunos de las amenazas sobre nuestros patrimonios.

Y si bien los mercados globales son cada día más accesibles, la Banca Privada de Inversiones sólo se centra en los segmentos más acaudalados, y presta sus servicios a quienes pueden pagar enormes comisiones y honorarios de consultoría.

Estamos convencidos que toda persona o núcleo familiar que desee generar, acrecentar o conservar su patrimonio debe poder hacerlo. Es su derecho. Y viabilizar ese derecho es una parte importante de nuestra misión.

En lo interior, cada día se maneja más información, se está más interconectado y cerca de todo, lo cual genera muchísimas opciones nuevas, pero lejos de poder aprovecharlas, uno queda atrapado en una carrera desenfrenada, que lo aleja más y más de su verdadero Ser.

Todo pierde, entonces, el sentido. Y, tristemente, lo descubrimos en los momentos más críticos, y en los que, sin habernos preparado, somos más vulnerables.

Creemos que uno es absolutamente libre. Y que es posible redescubrir nuestra libertad. Solo hace falta recuperar nuestra perspectiva. Podemos hacerlo a la fuerza, o con algo de sabiduría. Vemos como parte fundamental de nuestra misión, intentar ahorrarles a nuestros clientes el sufrimiento del primero, y guíarlos en el disfrute del segundo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *